Guía Para Escribir Contenido Ridiculamente Bueno



La invitación a la fiesta es lo que define si asistirás, y el buen ambiente es lo que hace que no te quieras ir.

Por Brenda G. | 3 de marzo 2020


Al crear contenido para marketing (o para cualquier otro propósito) las personas solemos estar tan enamoradas de nuestras ideas, que olvidamos algo importante: poner atención a la primera y a la última parte del escrito.


Te damos algunas ideas para que mejores tus redacciones, tu material publicitario, tus guiones, tutoriales, y todo el contenido que incluye texto.


Conviértete en un Rockstar: Ideas para el comienzo


Incluye al lector en la historia

Cuenta una anécdota sobre cómo alguien solucionó sus problemas con tus soluciones, o describe una escena cotidiana.


Describe el escenario

Brinda pistas inmediatas de lo que hablarás. Por ejemplo: "13 Excelentes Ideas de Marketing de 13 Expertos".


Haz una pregunta

Supongamos que estás buscando un socio para tu negocio, y vas a poner un anuncio en el clasificado del periódico local o una vacante en LinkedIn. Esta táctica sería algo como: "¿Te imaginas si hubiera una manera simple y barata de comenzar un negocio de $ZZ con solo la mitad? En [tu marca] lo hemos logrado, y te estamos buscando.


Escribe un poco de información controversial

"Un estudio reciente encontró que una tercera parte de las personas que compraron un smart watch, dejaron de usarlo a los seis meses o menos. Entonces, ¿porque las grandes marcas como Google, Nike o Disney siguen apostando por tecnología wearable?"


Conviértete en un Rockstar: Ideas para el Final


Reafirma el punto principal de tu contenido

Trata de hacer un resúmen muy pero muy simple y pequeño de la idea principal.


Cambia el tono

Si estuviste escribiendo de una manera formal, relájate. Si estuviste escribiendo relajadamente, haz un final formal.


Deja que otros digan la última palabra

Si entrevistaste a alguien o tomaste otro texto o autor como referencia, considera terminar con una cita de esa persona.



Último (y mi favorito) consejo:

DEMUESTRA, NO DIGAS

"No me digas que la luna está brillando. Muéstrame el brillo de la luna sobre los cristales rotos".

Demuestra, no digas es una regla fundamental al crear contenido. El contenido ridículamente bueno no predica ni intenta vender desesperadamente. Más bien, le muestra a tus prospectos un "cielo" para salir de su "infierno".


¿Cómo lo logras? Pregúntate a ti mismo: ¿de qué ch*ngados salva mi producto/servicio al que lo compra?


En marketing, hay demasiados "infiernos" que pueden ser evitados gracias a lo que ofreces.

* El infierno de no-tengo-tiempo

* El infierno de vivo-estresado

* El infierno de estoy-aburrido

* El infierno de estoy-solo

* El infierno de fuera-de-forma

* El infierno de trabajo-demasiado

* El infierno de no-tengo-dinero

* El infierno de tengo-deudas

* El infierno de mala-higiene

* El infierno de no-sé-relacionarme

* El infierno de soy-desorganizado

... y podría seguir con una interminable lista de "infiernos" que vivimos las personas diariamente.


En otras palabras: que tu marketing no hable de características, beneficios y lunas brillantes. Dime -o aún mejor- DEMUESTRAME porqué deberían importarme.

¿Estás viviendo un infierno de no-sé-cómo-crecer-mi-negocio?

Contáctanos y nosotros te ayudaremos a hacer Mejor Marketing.



40 vistas

©2020 por Mejor Marketing.