¿Ya no sabes qué dia es? Te decimos porqué.

[¡Lee hasta el final! Tenemos un regalito para ayudarte a sobrellevar la cuarentena]

Por: Brenda García, Mejor Marketing


"En el transcurso de la semana le estaré enviando la propuesta y cotización por correo electrónico... ¡Ah cierto! ya es jueves y se nos fue la semana jajaja. A principios de la próxima semana lo tiene en su correo" - Le contesté ayer a una persona interesada en los servicios de Mejor Marketing.


La ciencia nos explica porqué nos sentimos desorientados en el tiempo durante la cuarentena provocada por la pandemia COVID-19 o #coronavirus.


La variedad es lo que le da sabor a la vida. Pero también es una de las principales cosas que mejoran nuestra memoria. Sin nuevas experiencias significativas de las cuáles acordarnos mañana o la próxima semana, la percepción del tiempo cambia y pareciera que estamos dando vueltas en círculo todos los días durante todas estas últimas semanas de cuarentena.


"Cuando volteamos atrás hacia los días y semanas en los que no sucedió mucho, donde todo es igual todos los días, tenemos pocos recuerdos y el tiempo se siente como si hubiera pasado muy rápido", dice Marc Wittmann, investigador de Instituto de Áreas Fronterizas en Psicología y Salud Mental en Friburgo, Alemania. Él dice que si bien la monotonía puede comprimir la percepción del tiempo del cerebro durante largos períodos, el aburrimiento puede ralentizar la percepción del paso del tiempo en el aquí y ahora, lo que significa que los minutos y horas parecen alargarse. Junto con el aburrimiento, la ansiedad también puede hacer que el tiempo parezca ralentizarse al ritmo de un caracol, dice.



Si bien las amenazas de enfermedad, las dificultades económicas y la inestabilidad social relacionadas con Covid-19 son suficientes para hacer que alguien se sienta incómodo, los expertos que estudian el aislamiento social dicen que muy poca interacción cara a cara puede ser un potente promotor de ansiedad.



Paranoia y Desorientación

"Cuando no tienes otras personas con quienes hablar, los pensamientos e ideas pueden confundirse", dice el Dr. Terry Kupers, psiquiatra del Instituto Wright en Berkeley, California. Él dice que los seres humanos parecen estar conectados con el pensamiento paranoico, y que pasar tiempo en compañía de otros tiende a moderar esta emoción. Cuando ese tipo de interacción es negada o limitada, los pensamientos pueden vagar por lugares irracionales.


Las llamadas de zoom y los chats de FaceTime, así como las llamadas telefónicas regulares, los intercambios de texto y otras interacciones digitales seguramente son mejores que nada, dice Kupers. "Cuando esa es la única forma [de conectarse], es importante hacerlo, pero creo que [éstos] no se parecen en nada al contacto que tendríamos si estuviéramos juntos en una habitación".

Finalmente, dice que además de perder las interacciones sociales, la falta de una rutina regular puede causar problemas. Para evitarla, es útil levantarse a la misma hora todos los días y seguir un horario regular de trabajo, tareas, ejercicios y otras actividades.

"Crear un horario que se aproxime a la vida normal puede ayudar a uno a caer en la desorientación y la confusión", dice. Acostarse y levantarse a la misma hora todos los días también puede ayudar a calibrar los relojes internos del cuerpo de manera que promuevan el sueño profundo y eviten la somnolencia diurna y otros síntomas cognitivos.



El cerebro ansioso anhela "disfrutar" actividades


Si bien la distracción normalmente se ve como algo malo, puede ser útil en ciertas situaciones, como cuando una persona está ansiosa y trata de evitar pensamientos no constructivos.

"Hay cosas que el cerebro ansioso quiere hacer, y esas no son necesariamente cosas útiles, La preocupación es una de ellas.", dice Kate Sweeny, profesora de psicología en la Universidad de California, Riverside. Preocuparse por Covid-19 o los desafíos que presenta es útil si una persona puede tomar medidas para abordar esas preocupaciones. "Pero si has hecho lo que puedes, tu objetivo debería ser participar activamente en actividades que distraigan tu cerebro de esos pensamientos ansiosos", dice ella.

Parte de su investigación ha examinado cómo las diferentes formas de distracción pueden ayudar a las personas a enfrentar períodos de incertidumbre y ansiedad. Ella dice que las actividades más útiles son aquellas que inducen el "flujo" o la experiencia de disfrutar algo.


Una película o un programa de televisión fascinante podría encajar perfectamente, pero Sweeny dice que las actividades más fluidas tienden a tener elementos de desafío personal y retroalimentación.

Hornear pan, otra actividad que parece haber llamado la atención de los estadounidenses encerrados, marca estas casillas. También los videojuegos. Uno de los estudios de Sweeny, publicado el año pasado en la revista Emotion, descubrió que Tetris era ampliamente efectivo para inducir el flujo, y lo mismo seguramente es cierto para los videojuegos más nuevos y más avanzados. (El poder de captación de atención de los videojuegos está tan bien establecido que la "gamificación" es un enfoque popular para el diseño de UX en aplicaciones y plataformas en línea, desde programas de aprendizaje de idiomas hasta páginas de redes sociales - pero hablaremos después de esta industria en otro blog).


No estamos diciendo que todos deberían jugar videojuegos para manejar sus emociones. Pero si te sientes demasiado preocupado, puedes intentar un juego online sencillo o buscar otras actividades como las mencionadas anteriormente.



¿Aburrido?

Te dejamos un juego online patrocinado por el equipo de #MejorMarketing

https://www.mejormarketing.com/post/balloons-pop




No dudes en contactarnos si necesitas información sobre cómo crear un plan de marketing digital para PyMEs, que te ayudará a enfocar inteligentemente tu presupuesto al salir de la contingencia, sin importar si es mucho o poco.


Contáctanos >


21 vistas

©2020 por Mejor Marketing.